viernes, 3 de abril de 2020

Ascesis



Las potencias y los sentidos no se han de emplear todas en las cosas, sino lo que no se puede excusar y lo demás dejarlo desocupado para Dios.


San Juan de la Cruz

viernes, 27 de marzo de 2020

El silencio



Dijo también: "Hay un hombre que parece callar, pero que condena a otros en su corazón; ese tal habla constantemente. En cambio, hay otro que habla de la mañana a la noche, y sin embargo guarda silencio; es decir, no dice nada que no sea de provecho".


 PP. del Desierto

jueves, 26 de marzo de 2020

Pecados como la grana



1, 8Aunque vuestros pecados fuesen como la grana (Isaías 1, 18).

PERMITE QUE TU HERIDA SEA CURADA. Si has tocado el fondo de toda maldad humana, di para ti mismo: Dios está lleno de amor hacia los hombres y quiere nuestra salvaccón... No desesperemos nunca; el peligro no está en caer, sino en no levantarse de la caída. El peor mal no consiste en la herida que sufrimos, sino en no permitir curarla... No digo estas cosas para haceros más negligentes, sino para que nunca desesperéis de vuestra salvación.

San Juan Crisóstomo  
(LA BIBLIA COMENTADA POR LOS PADRES DE LA IGLESIA) 

sábado, 21 de marzo de 2020

Hay que aplastar la cabeza de la serpiente



La tierra en la que entréis es mutable, pues las gentes que la habitan están continuamente cambiando. En efecto, apenas adquirido el hábito de la virtud, nos damos cuenta de que tendemos a su contrario y de que ya no somos virtuosos como antes, pues la tierra -es decir, nosotros- es mutable. Por eso, la mente no debe de dejar, desde el principio, el paso expedito a fantasías que son por naturaleza nocivas a la actividad racional. Tampoco debemos permitir que baje a Egipto para ser arrastrada después con violencia por los asirios; porque si la mente se deja llevar hacia la oscuridad de los pensamientos impuros (esto es lo que significa simbólicamente Egipto) aunque no lo quiera, se verá arrastrada a obrar según el impulso de las pasiones. Por eso, el Legislador, sirviéndose de una imagen y con el propósito de cerrar las puertas al placer, mandó prestar atención a la cabeza de la serpiente; pues cuando ella mira nuestro calcañar, se atribuye a su mirada una eficacia operativa: la de poder inyectarnos el veneno de su boca, a no ser que nos hagamos con ella. A nosotros, por tanto, corresponde el empeño por aplastar el impulso mismo del placer, porque, triturando éste, su vigor se debilita.

Nilo de Ancira

miércoles, 18 de marzo de 2020

El silencio



El silencio es una de las prácticas ascéticas más recomendadas por los Padres del desierto: Si guardas silencio, hallarás reposo en cualquier parte (Poimen, 8). A veces lo observan con un rigor que parece descortesía, pero estiman que el silencio es más edificante aún que la palabra. Con todo, no es un fin en sí mismo; debe de subordinarse al amor de Dios y del prójimo:El que habla por amor de Dios hace el bien; el que calla por amor de Dios también hace el bien (Poimen 147). Lo que importa, tanto al hablar como al callar, es hacerlo por motivos sobrenaturales.

Nilo de Ancira
(BIBLIOTECA DE PATRÍSTICA. EDITORIAL CIUDAD NUEVA)

viernes, 13 de marzo de 2020

La felicidad de conocer el camino



No hay alternativa: o bien, corriendo a la caza de la satisfación psicofísica y del confort, uno se aleja de Dios y, en consecuencia, muere espiritualmente; o bien, siguiendo nuestro impulso hacia una forma sobrenatural de ser, se muere a este mundo. En este "morir" está nuestra cruz, nuestra crucifixión. Muchos, en el esfuerzo por alcanzar la realización del ideal que persiguen, "se pierden", ya que no se trata más que de un triunfo temporal. El cristiano, por su parte, en la libertad que su espíritu inmmortal ha encontrado en Dios, está dispuesto a sufrir para realizar la verdad suprema. En esto está su dignidad, que no encuentra parangón en el mundo natural. 

Archimandrita Sophrony
Alabado sea Jesucristo

lunes, 9 de marzo de 2020

La riqueza del sabio



2Abrahán era muy rico en ganado, plata y oro. (Génesis 13,2).

RIQUEZAS ESPIRITUALES.  "Era muy rico", como es natural a quien no le faltaba nada, a quien no deseaba los bienes ajenos, ya que no necesitaba de nada que desease considerar como suyo propio. En realidad ser rico significa tener lo que basta para satisfacer los propios deseos; efectivamente, la frugalidad tiene una medida, la riqueza en cambio no la tiene, puesto que su medida queda al arbitrio de quien busca el tener. Era rico en ganados, plata y oro. ¿Qué significa esto? No me parece que se quieran alabar en su nombre justo las riquezas del mundo. Así pues, considero que los ganados son los sentidos del cuerpo, porque ellos son irracionales; la plata es la palabra, el oro es la mente. Con razón Abrahán era rico, porque gobernaba sus sentidos irracionales. En efecto, él los domó y los hizo dóciles para que llegarán a ser racionales. Su palabra tenía la brillanted de la fe, purificada por la gracia de la disciplina espiritual; tenía su mente llena de prudencia. Y por esto es por lo que la mente buena es comparada al oro, porque así como el oro es el más preciado de todos los demás metales, así también la mente buena es la mejor parte entre las que componen la sustancia del hombre.

Ambrosio,  Sobre Abrahán, 2,5, 20-23.
(LA BIBLIA COMENTADA POR LOS PADRES DE LA IGLESIA)
 Alabado sea Jesucristo  

sábado, 7 de marzo de 2020

Santa obediencia



Cuando a los perezosos les parece que son duras las cosas que les mandan, entonces alaban la virtud de la oración; pero cuando son cosas fáciles, entonces huyen de la oración como del fuego.

Juan Clímaco
LA ESCALA ESPIRITUAL, 2º EDICIÓN; EDICIONES MONTECASINO

Alabado sea Jesucristo 

jueves, 5 de marzo de 2020

Las tres tentaciones



4,9    Todas las cosas te daré... (Mt 4,9)

LAS TRES TENTACIONES. Considerando con atención el orden que sigue el demonio en sus tentaciones, veamos con qué grandeza somos liberados de ellas. Con tres géneros de tentaciones incitó nuestro enemigo común a nuestro primer padre, a saber: con la gula, con la vanagloria y con la avaricia; pero al tentarlo lo venció, porque lo sometió por el consentimiento. Lo tentó con la gula cuando le enseñó la fruta del árbol prohibido y le aconsejó que comiera de ella. Lo tentó con la vanagloria cuando le dijo: "Seréis como dioses". Y lo tentó con la avaricia cuando le dijo: "Conoceréis el bien y el mal". Porque no es sólo la avaricia el deseo de riqueza, sino también el deseo de ocupar puestos elevados. Con razón, pues, se califica de avaricia el deseo inmoderado de ser más. Si el robo del honor no fuera avaricia, de ninguna manera hubiera dicho san Pablo del Hijo unigénito de Dios: "No juzgó robo el considerarse igual al Padre". El diablo llegó hasta hacer ensobercerse a nuestro primer padre, porque excitó en él la codicia de la preeminencia.

Pero por los medios con que el diablo venció al primer hombre, por los mismos fue vencido por el segundo hombre tentado. Lo tentó por la gula cuando le dijo: "Di que estas piedras se conviertan en pan". Lo tentó por la vanagloria diciendo: "Si eres Hijo de Dios échate abajo". Lo tentó por la avaricia cuando, enseñándole todos los reinos de este mundo, le dijo: "Todas estas cosas te daré si, postrándote, me adoras". Mas por los mismos modos con que se gloriaba de haber vencido al primer hombre, fue vencido por el segundo; para que salga aprisionado de nuestros corazones por la entrada misma por donde se había introducido en ellos y no tenía prisioneros [...].

GREGORIO MAGNO,  Homilías sobre los Evangelios, 16, 2-3
(LA BIBLIA COMENTADA POR LOS PADRES DE LA IGLESIA) 

Alabado sea Jesucristo 

martes, 3 de marzo de 2020

Criterio



Ten esto como norma general: todo amor (natural o cualquiera que sea) que produce desasosiego en el corazón, alternado su paz con imaginaciones, especialmente en el tiempo de oración, y que pone deseos de ver, hablar o tener ante sí a la persona amada es amor desordenado. Cabe la única excepción de que ello sea motivado por la salvación e instruccción espiritual del alma. Desagrada a Dios y causa daño grave a los que desean aprovechar en la vida espiritual.

Enrique Herp

domingo, 1 de marzo de 2020

Prudencia



Un hermano le dijo a abba Pastor: "Si veo alguna cosa, ¿quieres que te lo diga? El anciano le respondió: "Esta escrito: Aquel que responde antes de escuchar acarrea necedad y deshonra sobre sí. Si has sido interrogado, habla; pero si no, guarda silencio".


PP. del Desierto 
Alabado sea Jesucristo 

jueves, 27 de febrero de 2020

No mirar atrás




¿Cuál es el monje fiel y prudente, que guarde su fervor, sin dejar que se apague, hasta el fin de su vida y persevere siempre aumentando cada día fuego sobre fuego, fervor sobre fervor, deseo sobre deseo, y celo sobre celo?


Juan Clímaco

domingo, 23 de febrero de 2020

La pobreza



[...] Hemos de vivir en este mundo como si tuviéramos el espíritu en el cielo y el cuerpo en la tumba. La verdadera felicidad de aquí abajo está en contentarse con lo suficiente. ¿Quién no amará la pobreza tan amada de Nuestro Señor y de la que ha hecho la fiel compañera de toda su vida? Para aprender a contentarse con poco, no hay sino considerar a los que son más pobres que nosotros, porque nosotros no somos pobres, sino relativamente. Si nos contentamos con lo necesario, rara vez seremos pobres, y si queremos todo lo que la pasión exige, nunca seremos ricos. El secreto de enriquecernos en poco tiempo y con poco gasto, consiste en moderar nuestros deseos.


Dom Vital Lehodey

jueves, 20 de febrero de 2020

martes, 18 de febrero de 2020

El Señor Jesucristo


2,2Se afirmará en la cumbre de los montes (Isaías 2, 2)

CRISTO COMO LA MONTAÑA. El lugar céntrico adonde vienen es Cristo mismo: está en el centro porque es igual para todos; lo que se pone en el centro es común para todos...
Acercaos al monte, subid a él, y quienes hayáis subido no descendáis. Allí estaréis seguros y protegidos. El monte que os sirve de refugio es Cristo. ¿Y dónde está Cristo? A la derecha del Padre, pues ascendió al cielo.

San Agustín
(LA BIBLIA COMENTADA POR LOS PADRES DE LA IGLESIA)  

jueves, 13 de febrero de 2020

Abstracción de la mente



Le conviene, pues, al hombre desprenderse de toda criatura, ocupación y distracción. De todos los pensamientos y afectos vanos y de las pasiones naturales. Que no quede cosa alguna entre Dios y el alma enamorada. Entonces podrá emprender con plena confianza el camino de la vida espiritual.
Finalmente, se debe de notar aquí que esta consurrección tiene lugar de acuerdo con la triple capacidad humana: potencias inferiores del alma, las superiores que llamamos intelectivas o espirituales y finalmente la esencia del alma. Cada una de ellas necesita unirse a Dios según su naturaleza y propiedades. A esto se endereza la vida contemplativa.

Enrique Herp

domingo, 9 de febrero de 2020

Misericordia divina



1,12a  Aquel que me ha llenado de fortaleza

LA HUMILDAD DE PABLO. Considera cómo él abunda en las expresiones de humildad. "Al último de todos se me apareció a mí", dice. Él se ve sólo "como un abortivo". Él es "el menor de todos los apóstoles", e incluso no es digno de esta denominación. Y ni siquiera satisfecho con esto, para humillarse declara las razones y las pruebas: el ser "un abortivo", el último que vio a Jesús, y que es indigno incluso del nombre de apóstol, "ya que he perseguido a la Iglesia". Como es absolutamente humilde dispuso razones para su contrición. A Timoteo le hace mención de estas mismas cosas y le dice: "Doy gracias a aquel que me ha llenado de fortaleza, a Jesucristo nuestro Señor, porque me ha considerado digno de su confianza al conferirme el ministerio, a mí, que antes era blasfemo, perseguidor e insolente.


Juan Crisóstomo, Homilías sobre la primera Carta a los Corintios, 38,7. 
(LA BIBLIA COMENTADA POR LOS PADRES DE LA IGLESIA)

jueves, 6 de febrero de 2020

Humildad



Veis aquí como los santos se holgaban con las injurias y las persecuciones porque tenían algo que presentar al Señor cuando le pedían. ¿Qué hará una tan pobre como yo, que tan poco ha tenido que perdonar y tanto hay que se me perdone?


Santa Teresa de Jesús

martes, 4 de febrero de 2020

Huida del mundo



Para Arsenio, con el curso de los años en soledad, una cosa le quedaba clara y aplicable a todos los hermanos del desierto: que la vida del monje, en este mundo, tiene que ser como la vida de quien pasa de largo por un país extranjero: que no debe de meterse para nada en los asuntos propios de ese extraño universo.

-Vas de viaje, hermano, vas de viaje. No te metas en las cosas que te son extrañas.

PP. del Desierto 

lunes, 3 de febrero de 2020

Abba Agaton



Decíase también de él que una vez fue a la ciudad a vender sus productos, y encontró a un hombre extranjero que yacía enfermo en la calle y no tenía quien lo cuidase. Permaneció el anciano con él, alquiló una habitación que pagó con el precio de su trabajo, dedicando el resto de su dinero a las necesidades del enfermo. Así estuvo cuatro meses, hasta que el enfermo curó y el anciano volvió entonces en paz a su celda.

PP. del Desierto

domingo, 2 de febrero de 2020

Medios de salvación



En él habita toda la plenitud de la divinidad corporalmente. (Colosenses 2,9)

EN CRISTO ESTÁ LA PLENITUD. "Porque en él habita". Esto es, porque Dios habita en él. Mas, para que no pienses que se encierra como en un cuerpo, dice: "Toda la plenitud de la divinidad corporalmente, y en él habéis alcanzado la plenitud". Según otros, Pablo afirma que la Iglesia está llena de su divinidad, como señala en otra parte: "De quien llena todo en todas las cosas". En cuanto a lo de "corporalmente" de nuestro versículo se entiende como el cuerpo en la cabeza. Por tanto, ¿cómo es que no añadió: "que es la Iglesia"?


Juan Crisóstomo, Homilías sobre la Carta a los Colosenses, 6.
(LA BIBLIA COMENTADA POR LOS PADRES DE LA IGLESIA)  

sábado, 1 de febrero de 2020

Desasimiento



"Traiga interior desasimiento a todas las cosas y no ponga el gusto en alguna temporalidad, y recogerá su alma a los bienes que no sabe".


Santa Teresa de Jesús

jueves, 30 de enero de 2020

La humildad



La humildad es un sifón celestial que puede aspirar el alma desde el abismo del pecado y elevarla hasta el cielo.

Juan Clímaco

 

martes, 28 de enero de 2020

La abstinencia



Mientras arde el fuego de la carne castiguémosla en todo tiempo y lugar, guardando la abstinencia; más después apagado este fuego -lo cual me parece que no será antes de la tumba- podremos esconder nuestra actividad espiritual.

Juan Clímaco

domingo, 26 de enero de 2020

Apetito en el alma



Cinco daños causa cualquier apetito en el alma, además de privarla del espíritu de Dios. El primero, que la cansan; segundo, que la atormentan; tercero, que la oscurecen; cuarto, que la ensucian; quinto, que la enflaquecen.

 San Juan de la Cruz

sábado, 25 de enero de 2020

Desasimiento



"Había un monje que vivía en una cueva del desierto. Sus allegados según la carne le dijeron: Tu padre está gravemente enfermo y puede morir, ven para recibir la herencia. Y él respondió: Yo he muerto al mundo antes que él; no puede un muerto heredar a los vivientes".

PP. del Desierto

jueves, 23 de enero de 2020

Alma pura



¿Por qué engalanas tu cuerpo mientras descuidas tu alma, esclavizada como está por la impureza? ¿Por qué no prestas tanta atención a tu alma como a tu cuerpo? Deberías cuidarla más, querido; deberías al menos, prestarle la misma atención. Dime, por favor: si alguien te pregunta qué prefieres: que tu cuerpo esté radiante de salud y sobre salga en belleza, pero que esté vestido con ropa mezquina, o que tu cuerpo esté lisiado y lleno de enfermedad, pero adornado con oro y suntuosamente adornado. ¿No elegirías poseer belleza como parte de la propia naturaleza de tu cuerpo, antes que el mero atavío externo de la ropa? ¿Harás esa elección respecto a tu cuerpo, pero justo la opuesta en el caso de tu alma? Si está infecta, fétida y negra, ¿qué fruto crees que disfrutarás de tus ornamentos de oro? ¿Qué locura es ésta? Colócate estos adornos dentro y pon estos collares alrededor de tu alma. Los ornamentos colocados en torno al cuerpo no contribuyen ni a la salud ni a la belleza, pues no vuelven blanco lo negro; ni lo deshonroso, hermoso y bello. Si, por el contrario, rodeas de adornos tu alma, rápidamente la vuelven blanca en lugar de negra, hermosa y atractiva en lugar de infecta y deforme.

Juan Crisóstomo
(LA BIBLIA COMENTADA POR LOS PADRES DE LA IGLESIA) 

martes, 21 de enero de 2020

La obediencia



El Señor abre los ojos al ciego (Sal 145, 8), es decir, a los obedientes, para ver las virtudes de sus maestros; y él mismo los ciega para que no vean sus defectos. Lo contrario hace el demonio, enemigo de todo bien.

Juan Clímaco